CIPOML condena la guerra contra el pueblo palestino

Durante más de diez días, el pueblo palestino ha estado expuesto a uno de los ataques más mortíferos. Para conmemorar el 54º aniversario de la ocupación de Jerusalén Este, las hordas salvajes sionistas, apoyadas por el ejército de ocupación, han atacado a los palestinos que residen en la ciudad en un último intento de expulsarlos de sus hogares y de su tierra. El último bastión de la resistencia, el barrio de Sheikh Jarrah, adyacente a los lugares sagrados islámicos y cristianos de la ciudad, es el objetivo de estos ataques. Se trata de una nueva campaña de limpieza étnica destinada a la judaización de la ciudad y a su anexión definitiva al Estado sionista. Al mismo tiempo, otras partes de Jerusalén Este y toda Cisjordania están sufriendo una expansión sin precedentes de los asentamientos bajo la mirada cómplice de los países imperialistas y las instituciones de las Naciones Unidas.

Tan pronto como las bandas fascistas de colonos sionistas iniciaron estos ataques asesinos, fueron retransmitidos por la maquinaria de guerra del Estado sionista que, como es habitual, apunta sin distinción a la población civil: ancianos, niños, hombres, mujeres, perpetrando un verdadero genocidio y causando una destrucción masiva en todos los territorios ocupados. El objetivo sionista es obligar a estas poblaciones a abandonar su tierra para unirse a las filas de los seis millones de palestinos, refugiados en los países vecinos y dispersos en la diáspora.

Se trata de verdaderos crímenes contra la humanidad que se están cometiendo contra el pueblo palestino y que deben hacer un llamamiento a toda la comunidad progresista del mundo, así como a todos los hombres y mujeres amantes de la paz y la justicia, para que expresen su apoyo a este pueblo que, solo, se enfrenta a la maquinaria de guerra sionista y a los planes imperialistas, incluido el “Acuerdo del Siglo” de la administración estadounidense, cuyo objetivo es mantener el dominio imperialista sobre la región y sus riquezas.

El CIPOML, al tiempo que condena enérgicamente la guerra contra el pueblo palestino, se dirige a la clase obrera mundial, a sus partidos y organizaciones de masas, a todos los pueblos del mundo para que se levanten contra la barbarie sionista y exijan el fin inmediato de esta guerra y expresen su apoyo a su justa causa.

El Comité de Coordinación de la Conferencia Internacional de Partidos y Organizaciones Marxista-Leninistas.